NUEVAS DIMENSIONES DEL CUERPO HUMANO

"Y los humanos y las máquinas ya estamos atravesando el abismo que nos separa",
Justin Rattner,
( Director tecnológico del fabricante de microprocesadores Intel.)

Ciencia y tecnología en la actualidad se desarrollan de manera abismante,  re-diseñando el futuro de forma impredecible.

El acceso a las herramientas tecnológicas se masifica de una forma antes nunca vista. Y esto sucede día a día.

No sabemos los resultados que generarán los actuales vertiginosos desarrollos.  Su relación directa con el cuerpo, la vida, nuestras relaciones sociales, globales.

Podemos intentar imaginar un mundo en donde todo estará conectado en una gran y poderosa red, llena de sub redes públicas y privadas… en donde incluso los robots que aún no hemos creado jugarán un rol principal.

El arte no es ni puede ser indiferente a estos cambios. Los cruces arte – cuerpo- ciencia – tecnología son inevitables, han existido y existirán siempre. La diferencia radica en que ahora, afortunadamente, un gran cuerpo de artistas se prepara. Experimentando, creando, investigando. Usando los medios tecnológicos de diversas formas, desde lo puramente creativo a lo decididamente crítico.

No es un tema menor, más bien se transforma en un deber del artista el observar, investigar, aprender, expresar, potenciar y sobre todo comunicar este fenómeno trascendental para la historia de la humanidad.

De esta manera se instala el cuerpo humano como eje reflexivo entendiéndolo en constante desarrollo y transformación. Actualmente diferentes nociones del cuerpo humano, en una especie desaparición del cuerpo real /material a cuerpos virtuales- avatars, cuerpos modelados en 3D, cyborgs y clones-. La identidad y los sistemas de interacción social tradicionales han ido remplazándose por sistemas virtuales de comunicación re-articulándose en el especio cibernáutico de internet a través del correo e-mail, chat y las diversas redes sociales como Facebook o Twitter.

Por otra parte, la tecnología ha permitido una serie de estudios científicos antes nunca vistos, como los análisis biomecánicos, de motricidad humana, tecnología deportiva y de tecnología médica aplicada al estudio y superación de discapacidades físicas.

Poderosas herramientas son cada vez más accesibles a las masas. Los artistas no son indiferentes al fenómeno. Rápidamente intuyen y comienzan a desarrollar los posibles usos de las tecnologías que se renuevan a diario, así como las metodologías de trabajo se reconfiguran en estrategias tradicionalmente ocupadas en las disciplinas de estudio científico.

Se comienza con el uso de software, para rápidamente comprender que el uso de las herramientas de Internet favorece la comunicación, permitiendo una forma de creación que integre de manera cada vez más efectiva al espectador, así nace el primer gran movimiento artístico propio de Internet, el Net.art .

A la vez se potencian otros movimientos artísticos anteriores a la web, los que absorben de manera eficiente las nuevas herramientas,  como por ejemplo el Mail Art, la música electrónica, las instalaciones sonoras, etc.

Pero no es suficiente, los artistas comprenden que tienen acceso a herramientas más avanzadas que permiten el acceso a ejercicios propios de ingenieros y programadores, que nos invitan a unir el tema digital con el mundo físico. Para lograr esto, los artistas comienzan a investigar en torno a la electrónica, el dispositivo libre llamado Arduino, plataformas de programación como Max/MSP, Pure Data, Processing, etc. Se comienza a escuchar hablar de otro importante movimiento en el arte, llamado por ahora Physical Computing . Este movimiento junto a decenas de otras formas de integrar al espectador a la obra, van dando cuerpo a un enorme panorama de obras llamadas Instalaciones Interactivas. A su vez, estas mismas herramientas se han integrado al campo de las artes escénicas principalmente en el terreno de la creación coreográfica, para traducir datos del movimiento corporal en interpretaciones sonoras y visuales, y para estudios investigativos del movimiento del bailarín, así nace la danza interactiva, la coreografía digital y la performance tecnológica, como nuevas conceptos artísticos en la producción de obra escénica.

La creación artística también se desarrolla usando herramientas como la Telepresencia . Actualmente se  han desarrollado importantes sitios web que hacen del streaming una herramienta accesible a cualquiera. La forma más popular de uso es la transmisión de eventos. Se han realizado diversos encuentros alrededor del mundo en donde los artistas desarrollan obras en conjunto o se exhiben performances tipo festivales en internet. Este es el caso de la Danza telemática donde artistas de dos o más países crean una obra coreográfica coordinada, especialmente para completarse en la pantalla del ordenador.

Todas estas herramientas en manos de los artistas comienzan a adquirir interesantes dimensiones y variadas propuestas.

La relación arte – ciencia y tecnología se acrecienta día a día. Cada vez hay mayor interés por parte de los artistas a desarrollar esta relación. Es por esto que INTERFACE 2.0 cree imprescindible colaborar en la escena nacional con la investigación y difusión de estos fenómenos artísticos actuales, vigentes y definitivos en cuanto a la presencia del arte chileno en la escena internacional.

INTERFACE a través de las “ Nuevas dimensiones del Cuerpo Humano”, invita a artistas nacionales e internacionales a exponer su obra en el terreno complejo que se presenta actualmente, vinculando las nuevas nociones de corporalidad en diferentes soportes y miradas, como un desafío de pensarse a si mismo en estas nuevos sistemas de socialización, producción de identidad, exposición y virtualización de la vida actual.

Entendemos la práctica artística dentro de un contexto cultural y científico en que el artista instale una reflexión trasversal desde una visión experimental del arte, que no solo le permita conocer e innovar en herramientas estético-técnicas sino que logre construir un discurso que provoque, cuestione y se expanda.

Isabel Aranda / curatoría artes visuales

Brisa MP / directora y curatoría internacional

Santiago de Chile, 2010